Press "Enter" to skip to content

La diabetes mellitus tipo dos se puede curar y debe ser erradicada

Hoy en día el tipo dos de diabéticos son considerados enfermos crónicos, que no se pueden curar, y se someten a un tratamiento ineficaz, creando así las condiciones para la evolución progresiva de la enfermedad y la aparición de complicaciones graves que todos los diabéticos temen. Hoy explico porque la diabetes mellitus tipo dos se puede curar.

La hipótesis científica sobre la patogénesis del hígado de la diabetes mellitus tipo dos, demuestra claramente que la enfermedad se presenta como resultado de una funcionalidad alterada del hígado, lo que hace que a la insulina permanesca inactiva, haciendo el aumento progresivo en la concentración de azúcar en la sangre (hiperglucemia), que alcanza ciertos niveles, a menudo en asociación con otras alteraciones metabólicas debido a la ineficiencia funcional del hígado, esto causa un daño de los pequeños vasos arteriales que producen complicaciones peligrosas característica de la diabetes: la degeneración y hemorragias de la retina, con la ceguera; nefropatía, insuficiencia renal; enfermedad cardíacas graves; alteraciones neuro circulatorias de las extremidades inferiores, con necrosis de los tejidos, etc.

La hipótesis sobre la patogénesis del hígado de la diabetes mellitus tipo 2 le habilita para entender fácilmente cómo esta enfermedad grave y generalizada, se puede prevenir eficazmente tratada y curada en las primeras etapas, incluso en los casos ya tan evolucionados como los que requieren la terapia con insulina, pueden todavía corregirse de forma permanente el aumento de la concentración de azúcar en la sangre. (hiperglucemia), que es la responsable de todo el problema. Leer sobre la cura en http://mundodiabetes.org/como-curar-la-diabetes-mellitus-sin-farmacos.html. Por lo que sería conseguir el retorno de una buena salud y una buena calidad de vida a ciento cuarenta millones de seres humanos enfermos que padecen de diabetes mellitus tipo 2, ahora expuestos a sufrimientos graves y muerte prematura. Sin embargo, desde hace más de tres décadas, desde la inacción culpable y los residuos en silencio inquebrantable de las instituciones públicas que tienen el deber de prevenir y tratar la diabetes, se ha hecho imposible proporcionar la demostración experimental de la hipótesis, que es necesaria con el fin de poner en práctica el cuidado médico válido natural y no quirúrgico de la diabetes mellitus tipo 2. Esta se puede curar y debe ser erradicada.